Psicólogo de adolescentes

Gabinete de Psicología de adolescentes en Tenerife Los adolescentes atraviesan numerosos cambios (físicos, cognitivos, sociales y psíquicos) que modificarán su manera de ver y sentir el mundo que les rodea. cambios que afectan sus figuras de identificación y a si mismos.

Su sexualidad despierta con intensidad y su cuerpo se les vuelve ajeno, accediendo a la procreación. Se amplían sus ámbitos de interés cultural e intelectual y acceden al universo de los otros seres humanos en toda su diversidad.

Los adolescentes transitan por desconocidos terrenos afectivos que ponen de relieve el amor, los sueños, los celos, la admiración, las alianzas y los sentimientos de aceptación o rechazo de los otros. Y en el medio de este torbellino emocional llamado adolescencia se espera que tomen decisiones de gran relevancia para su futuro vocacional. 

Este paso obligado, complejo y creativo que resulta la adolescencia demandará al joven la realización de un gran trabajo psíquico de reorganización. Por esto, la adolescencia se presenta como una gran oportunidad de elaboración de aspectos de la infancia que han quedado relegados o que han pasado desapercibidos. Y a la vez, puede ser una etapa de cierto riesgo y vulnerabilidad que puede dar lugar a la aparición de ciertas dificultades. Según sea el modo como estos se vivan y resuelvan, y de cómo sea el transito en esta etapa, se dará lugar a un desarrollo en mayor o menor grado de la autonomía del joven, que caracterizará su adultez y los modos de relacionarse en la familia.

Y es que la adolescencia exige grandes ajustes en el modo de relación entre padres/madres e hijos, que en ocasiones puede dar lugar a una gran preocupación, enfrentamiento y/o desconcierto, para unos y/o otros.

Motivos por lo que consultar a un psicólogo de adolescentes

Algunos de los motivos más frecuentes por los que suelen consultar los jóvenes y/o sus familias al psicólogo de adolescentes suelen ser: apatía, alteraciones en la alimentación, inhibiciones sociales, académicas, orientación vocacional, conductas agresivas, autolesivas, aislamiento, comportamiento depresivo, consumo de drogas, entre otras.

Si observa aspectos que le desconciertan en su hijo adolescente, cambios repentinos de humor o de grupo de pertenencia, o encuentra dificultades en la relación o comunicación con él, no dude en pedir ayuda. A veces, una simple consulta basta para discriminar si puede tratarse de un comportamiento frecuente en la adolescencia o si por el contrario pudiese ser una señal de una situación más compleja que requiera indagarse con mayor detenimiento para buscar el mejor modo de ayudar a su hijo y a usted como padre. 


¿Cuándo ir al psicólogo?
La función parental en la adolescencia


Artículos en esta categoría

Drogarse es cosa de chicos
Sex education Educación sexual
identidad en la adolescencia
Madre enceguecida
Psicólogo adolescentes
Psicología en Tenerife
Dislexia - dificultades específicas de aprendizaje
resiliencia
¿Cuándo ir al psicólogo?
adopción y adolescencia
La función parental en la adolescencia