El sufrimiento de los niños – ¿Cuando consultar al Psicologo infantil?

Psicólogo infantil. Psicólogos en tenerife. Psicología infantil. Terapia¿Cuándo consultar al Psicólogo infantil? ¿Que observar? Pedir ayuda en Psicología infantil.

Quisiera transmitir algunas de las maneras más frecuentes de las que se vale un niño para manifestar sus sufrimiento. Sin perder de vista que cada niño, en su particularidad, manifestará sus dolencias psíquicas de un modo particular.

No hace falta que los padres o la familia atraviesen un momento complejo (dueloseparación, enfermedad) para que los niños presenten dificultades. Y es a través de sus dificultades como los niños manifiestan su sufrimiento. Algunos niños pueden pedir ayuda verbalmente pero en la mayoría de los casos su pedido se muestra a través de cambios de humor o en su comportamiento. Un niño que pierde el apetito repentinamente, que llora con frecuencia, que está excesivamente alterado o irascible, puede estar pidiendo ayuda.

¿Qué observar? ¿Cuándo consultar al psicólogo infantil?

Algunos niños hacen rabietas con frecuencia, otros se muestran excesivamente tímidos en sus relaciones sociales. Niños que sufren de ansiedad, se muestran inquietos e insatisfechos, pueden estar necesitando ayuda. Otros se niegan a alimentarse o no pueden dejar de comer. Pequeños que se niegan a hablar o que con sus interrupciones no permiten otras conversaciones. Que presentan severas dificultades en el proceso de adquisición de la lecto-escritura y el cálculo. Niños que sufren pesadillas continuadas, que las rutinas de higiene y conciliación del sueño se vuelven un campo de batalla.

Niños que presentan agresividad con comportamientos provocadores, con malos resultados escolares, suelen despertar nerviosismo en los padres. Y generar, en algunos casos, agresividad en ellos también, que lo interpretan como comportamientos intencionados de desobediencia. Sin embargo pueden ser señales de que estos niños necesitan ser comprendidos y aliviados.

Un niño al que le cuesta dormir o se orina. A quien sus maestros observan inquieto o desconcentrado. Un niño que es rechazado por sus amigos. Todas estas escenas cuando se repiten, se vuelven excesivas nos muestran diferentes manifestaciones del sufrimiento infantil.

Señales de sufrimiento infantil más silenciosas

La inhibición en la infancia también puede ser una señal de dificultad igual de intensa que el mal humor que muestran otros niños en sus caprichos repetidos. A veces una sobre-adaptación no se detecta o no genera tanto malestar en el contexto que le rodea, pero puede estar mostrando graves dificultades. Niños callados, pasivos, que responden a las consignas, a veces pueden estar mostrando un  gran temor al desarrollo autónomo, dificultades en su creatividad y pensamiento. 

Algunos niños sufren los celos de un modo abrumador, que altera sus modos de relacionarse en la familia. a otros les cuesta aceptar cualquier norma. Niños apáticos, que no muestran interés por situaciones o cosas que les rodean. O niños que piden sistemáticamente objetos que nunca los colman.  Otro niños presentan severas dificultades para compartir y jugar.

Niños que se aíslan, que no mantienen su mirada, que cambian de actividad con continuidad o permanecen en ellas de manera repetitiva y compulsiva. Que rompen y dañan sistemáticamente sus pertenencias o su cuerpo, de golpe en golpe, accidente en accidente. Niños que no pueden dejar el ordenador, la tableta o el móvil, que lo llevan pegado como una parte más de sí mismos, cuando van el auto, en la calle.

El sufrimiento infantil no desaparece con la edad

A veces se tiene la creencia de que con el crecimiento, con la maduración del niño, los problemas se resolverán por sí mismos. Lo que muchas veces provoca esperas con un gran pesar para padres e hijos cuando no se produce ningún cambio y en algunos casos sólo se incrementa el malestar. Las dificultades pueden cambiar pero el sufrimiento permanece. Suele ser frecuentemente en los niños que sustituyen sus problemas o conflictos unos por otros, esto sucede porque las dificultades funcionan como señal de que algo no va bien.

A esta manifestación de que algo sucede o no va bien, se la denomina en Psicoanálisis síntoma. Y un síntoma siempre es una señal que viene a decirnos algo cuyo mensaje es importante comprender para que éste pierda su poder.

Para el Psicoanálisis los síntomas, como formaciones de cada sujeto y en este caso de los niños, no son algo sin importancia. Sino que son útiles para entender el modo particular en que cada niño se defiende de sus sufrimientos. El niño no es ajeno a su sufrir, no es una víctima de su enfermedad o de su entorno. Es un sujeto activo que se defiende de las agresiones tanto internas como externas que pueda estar viviendo.

Pedir ayuda al Psicólogo infantil

Una intervención precoz puede permitir identificar el origen de esta dolencia más fácilmente. Algunos niños aparentemente modelos en la infancia luego pueden mostrar cambios repentinos y virulentos en la adolescencia, complicando las futuras intervenciones.

Cualquier preocupación justifica pedir una consulta con el especialista, no es cuestión de grados de gravedad sino de sensibilidad y percepción.

En trabajo conjunto entre familia, niños y psicólogo infantil, puede ayudar a entender que puede querer mostrar el niño a través de su malestar. para así poder buscar un alivio duradero a su sufrimiento.

Ver Publicación en PDF

El sufrimiento de los niños – ¿Cuando consultar al Psicologo infantil?
Puede compartir este artículo en
Etiquetado en:                        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *