Día mundial de las madres y los padres

día mundial de las madres y los padres. Psicologo parental

Cada 1 de Junio desde el año 2012 la Organización de las Naciones Unidas (ONU) viene conmemorando el día mundial de las madres y los padres, reconociendo su labor y honrando su trabajo en todo el mundo.

Este día pone de relieve la responsabilidad principal en la alimentación y en la protección de los niños que tiene la familia. Destacando que para el pleno y armonioso desarrollo de su personalidad, los niños deben crecer en un ambiente familiar y en una atmósfera de felicidad, amor y comprensión. También resalta el papel crítico que los padres tienen en la educación de los niños. Gran tarea y responsabilidad de cada padre y madre que no puede relegarse en su totalidad sin generar serias consecuencias en los niños en particular y la sociedad en general.

¿Por qué los niños necesitan de una madre y/o un padre?

El bebé humano al nacer, desde su enorme desvalimiento es incapaz de sobrevivir sin un padre y/o una madre que pueda de sostenerlo emocional y físicamente. Necesita de un otro adulto que ejerce la función parental pueda interpretar sus necesidades y dar respuesta en tiempo y forma adecuada. Un niño que no es atendido en sus necesidades más primarias de afecto y amor puede experimentar sensaciones de desamparo emocional abrumador y generar graves consecuencias en su psiquismo temprano. Por ello la tarea de ser padre es un reto a conseguir, una responsabilidad a lograr y un desafío exigente y a la vez motivador.

Alimento emocional

Conocemos los efectos devastadores que en el psiquismo de los niños provoca la inadecuada atención emocional de la familia. Las respuestas en exceso o ausentes que no van en sintonía empática con sus necesidades provocan que el niño no se sienta reconocido y sostenido en su individualidad, dificultando su desarrollo saludable más allá de ser alimentados y acogidos bajo un techo. Por esto no podemos solamente con lo que a cuidados físicos se refiere, «el alimento emocional» cobra un logar relevante como recoge la ONU en el homenaje en este día.

El psicoanalista René Spitz fue uno de los primeros investigadores en utilizar el método experimental de la observación directa infantil en niños sanos y con patología, y sus desarrollos teóricos han permitido comprender en mayor profundidad las necesidades de todos los niños -y especialmente los que por diversas situaciones pasan extensos períodos separados de sus padres (hospitalizados, en internados…etc)- describiendo de un modo detallado las consecuencias que las situaciones de abandono y deprivación les pueden generar.

Infancia y familia

Cuando Sigmund Freud comienza a escuchar a sus pacientes hablar sobre sus padecimientos todos le remiten a la infancia, por ello comienza el interés en investigar el efecto que las experiencias vividas en el primer tiempo de vida, en gran medida vividas en el núcleo familiar, pueden afectar el desarrollo emocional y psíquico del ser humano. Algunas de sus hipótesis iniciales han sido confirmadas y otras descartadas, pero ellas han servido para marcar el camino de la comprensión del desarrollo evolutivo en el psiquismo humano y del continuo entre normalidad y patología.

Funciones parentales

Este trabajo investigador lo han continuado numerosos psicoanalistas, entre ellos:  Melanie Klein – una de las primeras mujeres psicoanalistas – ha desarrollado sus teoría sobre los mecanismo psíquicos presentes en los bebés al nacer y el modo en que se manifiestan y desarrollan durante el primer año de vida. Donald Winnicott – un excepcional psicoanalista Británico – ha escrito y estudiado durante toda su vida los efectos que los cuidados de los padres producen en los hijos, fundamentalmente en la relación con sus madres;  y Jaques Lacan -un reconocido psicoanalista Fránces- ha realzado el lugar de la función paterna en el desarrollo subjetivo del ser humano, dedicando uno de sus primeros escritos al estudio de la familia. 

Madres y padres de los que aprender

La tarea de ser padre y de construir sus funciones parentales que propicien el buen desarrollo de los hijos y fortalezcan las familias es todo un trabajo a realizar, un deseo a conseguir, un bien preciado a cuidar. Cotamos con múltiples modelos de familia, donde los antiguos referentes ya no nos sirven, por lo cual estamos convocados a crear modos propios de desarrollar las funciones parentales sin perder la función crucial que desempeñan en el desarrollo de los niños.

Hoy en día ser madre o ser padre implica el reto a encontrar y desarrollar sus propios recursos con los que desempeñar la función parental. Una oportunidad en la que desarrollarse y descubrir aspectos novedosos propios, de la pareja y del propio hijo en desarrollo.

Para esos padres y madres que buscan ser afectivos y creativos en su función, que se interrogan, consultan, intentan descubrir a cada hijo en su singularidad y promueven su autonomía. Para las madres y padres que me han dejado acompañarlos en su camino, con los que he aprendido y sigo aprendiendo, va dirigido mi reconocimiento en este artículo en este día mundial de las madres y los padres.

Día mundial de las madres y los padres
Puede compartir este artículo en