La influencia del Psicoanálisis en la Psicoterapia

Psicoanálisis en Tenerife. “Un creador es un hombre que en algo “perfectamente” conocido encuentra  aspectos desconocidos.
Pero sobre todo, es un exagerado” Ernesto Sabato

Es innegable la gran influencia que el Psicoanálisis ha tenido -y tiene- durante todo el desarrollo de la Psicología, la Psiquiatría, la Psicoterapia y su impronta en todas las áreas de la cultura.

En los más de 200 años de existencia el Psicoanálisis ha despertado numerosos seguidores -a veces fanatizados- y grandes detractores, algunos con criticas bien fundadas y otros guiados por detalles sacados de contexto. Pero lo que queda claro es que se trata de una disciplina compleja que requiere una comprensión y formación rigurosa y extensa que ha modificado completamente la manera de entender al ser humano.

Lo que hoy se conoce como psicoterapia cara a cara o terapia de conversación no puede concebirse ajena a éstos orígenes y de alguna manera todas las escuelas de psicoterapia posteriores han tomado diferentes aspectos del Psicoanálisis algunas más profundas, unas más serias que otras, unas más estandarizadas con cuestionarios o escalas otras llevando sus conceptos a nuevos campos como las ciencias sociales, antropológicas o culturales.

Los inicios

Para situarnos en la época es importante pensar que el surgimiento del psicoanálisis es contemporáneo a los estudios de Pavlov, con sus famosas investigaciones realizadas sobre los reflejos condicionados observados en el comportamiento en perros. El psicoanálisis plantea la investigación de aspectos totalmente novedosos para la época, aquellos que no pueden ser directamente observables como los aspectos inconscientes de la mente, manifestados a través de los deseos, las fantasías, los sueños, los actos fallidos, los síntomas (señales del malestar) y los lapsus.

Vino a poner sobre la mesa la responsabilidad -que no culpabilidad- del propio paciente con lo que le ocurre, convocándolo a hablar planteando una escucha diferente novedosa para los profesionales de la salud de ese tiempo y en la actualidad.

Resaltó el vínculo que inevitablemente se establece entre terapeuta y paciente durante el tratamiento y los efectos que provoca en uno y en otro cuando en la transferencia y contratransferencia- se actúan aspectos inconscientes. Comenzó a pensar la patología y la normalidad en un gradiente y posibilitó empezar a entender el desarrollo del psiquismo, con sus etapas y regresiones.

Nos aportó una riqueza subjetiva más amplia que la instancia consciente del yo, con la existencia del inconsciente y su funcionamiento. Situando al hombre en relación a sus ideales, a las prohibiciones sociales, a sus fantasías, sus deseos irrealizables, a sus necesidades instintivas, enfrentado a sus impulsos más profundos que afectan su manera de pararse en el mundo, se sentirse a sí mismo, de dar significado a sus vivencias y experiencias (aspecto más trascendental que los hechos en sí mismos).

Vino a hablarnos de sexualidad -como algo mas allá que las prácticas sexuales- en plena época Victoriana. De su presencia desde la infancia, mostrando las maneras en las que se manifiesta, como se desarrolla y los derroteros que puede tomar. De ésta manera Freud nos introduce en la comprensión del ser humano de un modo mucho más complejo, llamado psicología profunda, que ha cautivado a numerosos intelectuales en su época hasta la actualidad.

Muchos de sus conceptos ya no tienen vigencia y han sido reformulados por los neofreudianos como las teorías de la sexualidad femenina, pero es innegable que ha marcado un antes y un después en la manera de entender el sufrimiento humano. Casi no puede concebirse la psicoterapia sin alguna influencia del Psicoanálisis.

La influencia del Psicoanálisis en la psicoterapia

En la formación psicoterapéutica en la actualidad no siempre está presente directamente el psicoanálisis, sin embargo, un gran número de abordajes técnicos de la psicoterapia se han derivado o inspirado en él. Entre estos abordajes terapéuticos los de mayor reconocimiento que se pueden destacar son:

  • La Teoría analítica del psicoanalista (del grupo directo de Freud) Suizo Carl Gustav Jung.
  • La Psicología individual creada por el psicoanalista (del grupo inicial de Freud) Austríaco Alfred Adler.
  • La Logoterapia creada por el Psicoanalista neofreudiano Victor Frankl. Estudioso desde joven del Psicoanálisis que llegó a publicar en la revista Psicoanalítica internacional.
  • La Psicología humanista creada por Abraham Maslow influenciada por los Psicoanalistas Erich Fromm -pionero del psicoanálisis en México-, Karen Horney y Erik Erikson entre otros.
  • La Teoría sistémica que se integra con terapias diversas, algunas de ellas: Terapia familiar estructural de Minuchin, la Psicoterapia breve estratégica y la Terapia breve basada en soluciones de la que formó parte entre otros Paul Watzlawick quien se había formado y trabajado con Jung.
  • La Gestalt desarrollada por el psicoanalista Fritz Perls y su mujer Laura Posner al que primariamente llamaban psicoanálisis revisado.
  • El Psicodrama, inicialmente conocida como terapia profunda de grupo de J. R. Moreno.
  • El Análisis transaccional de Eric Berne, quien se analizó con Paul Federn (del primer grupo de Freud)y posteriormente con Erik Erikson. el Bioenergético de Alexander Lowen y el Análisis del carácter de Wilheim Reich (del grupo incial de Freud)
  • La Teoría de las relaciones interpersonales de Sullivan.
  • El Análisis Rogeriano o psicoterapia humanista.

Mas allá de las derivaciones que éstas líneas fueron teniendo, todas comparten su búsqueda de una comprensión más abarcativa del ser humano y sus padecimientos de un modo introspectivo de la vida mental.

La psicoterapia cognitivo conductual y su relación con el psicoanálisis

Si bien siempre mantienen sus diferencias, algunos Psicoterapeutas de líneas cognitivo conductual también han tomado ciertas hipótesis Freudianas para desarrollar sus trabajos y hoy en día en las publicaciones científicas Sigmund Freud sigue siendo de los más citados en las bibliografías de las publicaciones. Un ejemplo son las investigaciones de los sueños en pacientes depresivos que según Aaron Beck fueron pensadas a partir de la teoría Freudiana del sueño, de la que luego se aleja y estandariza y da lugar al desarrollo de su modelo psicoterapéutico.

El concepto de Resiliencia -tan conocido y actual- formulada por el psicoanalista Boris Cyrulnik es otro ejemplo de conceptos psicoanalíticos incorporados en las teorías cognitivas, junto a la Teoría del apego formulada por el psicoanalista Británico Jhon Bowbly. En donde el Psicoanálisis y las teorías cognitivas conviven interdisciplinarmente manteniendo sus singularidades.

En investigación existen diversos grupos interdisciplinarios en la actualidad como lo dirigidos por el Psicoanalista Austriaco Otto Kernberg en Nueva York, entre otros.

La influencia del Psicoanálisis en la psicoterapia con niños

Otro aspecto crucial en la psicoterapia  hoy en día, es la intervenciones a través del juego en psicología infantil. En 1905  Sigmund Freud planteaba la importancia del jugar en la infancia como el modo particular de los niños de tener contacto con la realidad. Que brinda la posibilidad de hacer activo lo vivido pasivamente (entre otras funciones fundamentales del desarrollo psíquico en al infancia). Las Psicoanalistas Anna Freud y Melanie Klein fueron pioneras en la atención psicológica de niños. Siendo está última la que incorpora la caja de juegos por primera vez en una sesión terapéutica con un niño en 1955.

Luego vendrán las técnicas gráficas proyectivas, el garabato de Winnicot que utilizarán el dibujo del niño como herramienta de comunicación y comprensión sobre lo que le sucede. Surgen variaciones como la caja de arena, los Giñones y demás materiales que sirven como mediadores con los que representar situaciones o a través de la incapacidad de hacerlo mostrar ciertos aspectos que pueden estar afectados en el desarrollo. A través del juego el niño se expresa como lo suele hacer el adulto a través de sus sueños.

En la intersección entre Psicoanálisis y educación se puede resaltar la gran influencia en teoría constructivista del desarrollo formulada por Jean Piaget. Siendo J. Piaget un estudioso de las obras de Sigmund Freud y Jung, y habiendo realizado el mismo un análisis personal con Sabina Spielrein una de las mujeres pioneras del Psicoanálisis.

Vygotsky en oposición a la concepción del aprendizaje por ensayo y error también compartió postulados Freudianos y es conocida la admiración profesional recíproca entre María Montessori y Freud. Anna Freud pionera del psicoanálisis de niños

 

La peste de Tebas

Mas que pensar la influencia del Psicoanálisis en la Psicoterapia y la cultura, sería oportuno preguntarse inversamente  ¿Qué seria de la cultura, la psicoterapia, la educación, la filosofía, la sociología desconociendo el psicoanálisis?, ¿Se puede vivir ajeno?, ¿Puede no despertar curiosidad?, ¿Qué comprensión del ser humano puede dejar fuera la inmensidad de conceptos y teorías que el Psicoanálisis y sus confluencias han desarrollado?

Aunque sea para diferenciarse, otras corrientes han necesitado apoyarse en el Psicoanálisis, no pasa inadvertido. Las criticas son muchas, algunas con buen fundamento, otras inherentes al propio psicoanálisis y lo que despiertan dos cuestiones difíciles de aceptar como son: que exista una parte en y para nosotros una dimensión inconsciente, que seamos poseedores de un saber que no se sabemos y que nos determina y la otra cuestión compleja que genera gran resistencia -a veces para los mismos analistas-  es la existencia de la sexualidad infantil.

Ideas cruciales que se mantienen en el Psicoanálisis contemporáneo. Otro conceptos han sido desechados o modificados por el mismo Freud en vida, ya que como toda teoría ha ido elaborando conjeturas que intentan explicar la realidad, comprobando hipótesis, desechando otras y formulando nuevas. Algunos conceptos han sido reformulados por psicoanalista post Freudianos como Lacan, Green, Botella, Laplanche, Aulagnier, Kristeva, Melanie Klein, Mahler, Hartman, Rappaport, Kris, Lowenstein, Jacobson, Bion, Meltzer, Fairbain, Winnicott, Balint, la escuela intersubjetivista y el psicoanálisis relacional.

Como toda ciencia sigue en evolución, desafiada por los retos de cada época y enriquecida con los nuevos recursos investigadores, pensar que el Psicoanálisis es una teoría estancada del 1900 sólo puede ser muestra de un gran desconocimiento.

La gran influencia que la nueva mirada sobre el ser humano ha aportado el Psicoanálisis es imposible negar, más allá de lo que cada profesional puede abarcar en su saber. Un saber compuesto por un cúmulo de teorías que como toda ciencia es imperfecto y que siempre nos demanda e invita a cuestionarnos desde nuestro rol profesional y ha aprender con cada paciente singular que llega pidiendo nuestra ayuda.

Vivimos tiempos extraños en lo que se refiere a las posibilidades de pensar subjetivamente. Época que descuida de algún modo la filosofía, la historia, la poesía y la transmisión a las nuevas generaciones de herramientas con las que pesar y desarrollar un pensamiento crítico, creativo y personal.

El Psicoanálisis sigue siendo hoy como lo era en la época de Freud  -desde mi punto de vista-  un conjunto de saberes que cuestiona lo establecido, favorece lo plural, no se conforma con lo homogéneo y convoca una búsqueda de la verdad individual.

La influencia del Psicoanálisis en la Psicoterapia
Puede compartir este artículo en
Etiquetado en: