Homenaje a Sigmund Freud, el hombre que aún agita el sueño a la humanidad

Sigmund Freud. Psicologo en tenerife. Despacho de psicología Sigmund Freud nació el 6 de Mayo de 1856 en Prřvor, Moravia, Imperio Austríaco (actualmente República Checa). Fue un médico neurólogo doctorado en fisiología, creador del Psicoanálisis.  En su infancia se trasladó con su familia a Viena, donde realizó sus estudios y desarrolló su labor profesional hasta su exilio en Londres, donde falleció el 23 de Septiembre de 1939.

Fue un hombre curioso, estudioso de lo que lo rodeaba, amante de la antropología, la filosofía y la literatura; Cervantes era uno de sus escritores favoritos y gracias a su amor por el Quijote, Freud aprendió el Español.

¿Cuál ha sido su aporte fundamental?

“El que tiene ojos para ver y oídos para oír,
se convence de que los mortales no pueden guardar ningún secreto.
Si la boca está en silencio, murmuran con las puntas de los dedos;
la traición se abre camino por todos los poros de la piel.”  Sigmund Freud

El aporte fundamental que Freud dejó a la humanidad es el descubrimiento de la vida psíquica inconsciente. Freud introduce este término en 1896, cuando abandona las intervenciones basadas en la hipnosis y la sugestión y recurre a la regla de la asociación libre. Este descubrimiento dio lugar al desarrollo de una nueva teoría del funcionamiento psíquico humano denominada Psicoanálisis

¿Qué es el Psicoanálisis?

«Llamamos Psicoanálisis al trabajo mediante el cuál
traemos a la conciencia del enfermo lo psíquico reprimido en él.» Sigmund Freud

El Psicoanálisis es un método de investigación científico, un conjunto de teorías sobre el funcionamiento psíquico y psicopatológico y un método psicoterapéutico de gran valor. Ha ido desarrollándose, confirmándose enriqueciéndose durante más de 200 años. Hoy la terapia Psicoanalítica es una de las opciones frecuente entre las líneas de intervención utilizadas por psicólogos, psiquiatras y psicoterapéutas de todo el mundo.

La psicología, la psicoterapia, la sexología y la educación se han visto profundamente modificadas por sus teorías. Un gran número de abordajes técnicos de la Psicoterapia se han derivado o inspirado en él. Entre estos abordajes terapéuticos se pueden destacar: El Psicodrama, la Gestalt, el Análisis Rogeriano, el Análisis Carateriológico (Reich), la Psicoterapia Humanista, la Sistémica, la Teoría del Apego, el concepto de Resiliencia entre otras. Más allá de sus diferencias, todas estas líneas de intervención en psicología tienen en común que realizan una introspectiva en la vida mental.

La influencia del Psicoanálisis

Hoy nos parece normal hablar de inconsciente, de sexualidad infantil, de complejo de Edipo (tomado de la mitología Griega), represión, mecanismos de defensa, narcisismo (también extraído de la mitología), esquizofrenia (de Bleuler influido por Freud); por nombrar algunos de sus conceptos profundamente incorporados en la sociedad.

El efecto que sus descubrimientos han provocado en la vida de las personas, en la manera de entender el deseo humano y el sufrimiento, han impactado todas las áreas de la cultura. Encontramos muchos de sus conceptos en la cultura en general, el cine, la literatura, la pintura. Desde Lorca, a Dalí, han estado profundamente cautivados con sus ideas. Grandes pensadores lo citan y lo han citado innumerables veces, entre ellos el recientemente fallecido Zygmunt Bauman.

Las pasiones que despierta Freud

Sigmund Freud despierta pasiones, de las mejores y las peores. ¿Por qué? Porque nos ha enseñado que no todo es posible conocer sobre uno mismo y no todo puede controlarse. Hay una vida que se presenta en «otra escena.» (Mannoni)  Nos ha mostrado nuestros deseos más inquietantes, ha puesto de relieve la sexualidad en la infancia, aspectos que incomodaban en cierta medida al ser humano de su época Victoriana y  de otro modo al de los tiempos actuales.  La creación de Freud, el Psicoanálisis, puede ser vista como la indagación más implacable, la mayor lucha contra la hipocresía.

Freud ha sido llamado, genio, fundador, maestro, un gigante entre los creadores de la mente moderna y , con no menos énfasis, autócrata, plagiario, fabulista, el más consumado de los charlatanes. Estas discusiones no pueden sorprender a nadie, ya que Freud mismo -con burlona satisfacción-, expresó que su destino era “agitar el sueño de la humanidad”. (Roudinesco)

No asombra que, en su mayor parte, la humanidad se haya defendido del mensaje de Freud con negaciones. Aunque hoy en día, lo reconozcamos o no, todos utilizamos el lenguaje Freudiano. Términos y conceptos como inconsciente, represión, proyección, neurosis, ambivalencia, rivalidad entre hermanos, Edipo, narcisismo, mecanismos de defensa, se han incorporado en nuestro vocabulario corriente, no sólo entre los estudiosos del Psicoanálisis, la Psicología o la Psiquiatría.

Sin duda, Freud se enorgullecía bastante de ser el destructor de las ilusiones, un siervo fiel de la veracidad científica. “La verdad  es para mí la meta absoluta de la ciencia». Dos décadas más tarde, repitió sus expresiones en su intercambio de cartas con  Albert Einstein: “Ya no considero uno de mis méritos decir siempre la verdad en la medida de lo posible; se ha convertido en mi oficio.”

Críticas al Psicoanálisis

“Desde luego, una disciplina tan francamente autobiográfica como la psicología profunda de Freud, y tan subjetiva en sus materiales, necesariamente debe presentar huellas de la mente del fundador”. Peter Guy

Freud parece tener la obligación de ser perfecto, a diferencia de otras grandes figuras de la historia de la cultura occidental. Nadie que esté familiarizado con la psicopatología de Lutero o Gandhi, Newton o Darwin, Beethoven o Shumann, Keats o Kafka, se aventuraría a sugerir que sus neurosis perjudicaron sus creaciones o comprometieron su grandeza. (Guy) Los defectos de Freud, reales o imaginarios, han sido usados como argumentación de un ataque a su creación. Como sí el denigrarlo equivaliera a destruir su obra.

Podemos imaginar a Freud como un perfecto caballero que propaga una psicología fundamentalmente imperfecta, o pensar en él, lleno de defectos, o incluso vicios, como el psicólogo más significativo de la historia, nos dice Peter Guy.

¿Cuál es su legado?

«Un hombre solo está verdaderamente muerto, decía Jorge Luis Borges,
cuando muere a su vez el último hombre que lo ha conocido”. Elisabeth Roudinesco

Hoy son pocas las personas que aún viven que lo han conocido pero su obra sigue siendo lectura de obligado interés a todos los interesados en entender la psique humana. Freud ha dejado a la sociedad unos XXIV volúmenes y más de trescientos artículos de su trabajo teórico y clínico; que han sido traducidos a cincuenta lenguas y desde el 2010 sus obras ya son de dominio público. Existen numerosas entrevistas y los textos sobre más de 70 de sus pacientes.

La gran cantidad de sus obras, sus escritos y cartas, no dejan de consultarse, interpretarse, estudiarse por diversos psicoanalistas, historiadores, filósofos, sociólogos, médicos y psicólogos. Un hombre tan admirado, como criticado, pero en cualquier caso que no pasa desapercibido para nadie.

Los estudiosos del Psicoanálisis

«Nos moriremos todos, pero nuestras obras permanecerán” Sigmund Freud.

Numerosas son las instituciones en el mundo donde se transmiten sus enseñanzas y muchos son los psicoanalistas post Freudianos que enriquecen día a día la práctica y la ciencia del Psicoanálisis. Formación compleja y de gran duración. Muchos de sus conceptos siguen vigentes y otros han dado lugar a profundas reflexiones en la comunidad psicoanalítica. Como toda ciencia va progresando en su comprensión -que nunca es total- y que siempre genera nuevos interrogantes. Cuanto más se avanza en el conocimiento más comprendemos la imposibilidad de una ciencia de las certezas y las respuestas cerradas. Freud mismo en el transcurso de su vida fue enriqueciendo su teoría y no dejó de interrogarse nunca.

Mucho queda aún por aprender sobre el ser humano y su funcionamiento psíquico. La mente es un reto que busca superarse en el día a día en el intercambio fructífero entre diferentes profesionales: neurobiólogos, psicólogos, psiquiatras y psicoanalistas. Eric Kandel nos anima a ello, en una búsqueda conjunta de una comprensión novedosa y profunda de la mente, diciendo que el Psicoanálisis “representa el punto de vista más coherente e intelectualmente satisfactorio sobre la mente”.

La experiencia del Análisis personal

Los que hemos transitado un análisis personal sabemos de la riqueza que el Psicoanálisis nos ha reportado, en una mayor integración personal, un mejor conocimiento del propio inconsciente y el gran alivio que ha causado en nuestro padecer. El Análisis personal es una experiencia única, que marca un antes y un después en la vida de los analizantes.

Como Psicoterapeuta luego de estudiar otras líneas teóricas de gran valor como son la Psicología cognitiva, conductual, la sistémica, he encontrado en el Psicoanálisis la herramienta más potente de comprensión de las dificultades humanas viendo más allá de los síntomas observables evidentes. Me permite entender las grandes contradicciones humanas entre lo que uno quiere y lo que hace, lo que le gustaría y lo que provoca para poder acompañar a cada uno de mis pacientes -desde su singularidad- ha reconocer sus deseos más profundos y de eso modo acceder a una libertad menos condicionada por el inconsciente.

Como dice el reciente documental israeli «Freud More Alive Than Death» Freud aún vive y todavía hay mucho más de Psicoanálisis por aprender, comprender y desarrollar. Por todo ello va mi reconocimiento en este día al profesor Sigmund Freud.

Citas Bibliográficas:
Einstein, A y Freud, S.(1933) «¿Por qué al guerra? « Obras Completas. Ed. Amorrortu. Tomo XXII. Buenos Aires.
Freud, S. (1900) «La Interpretación de los sueños» Obras Completas. Ed. Amorrortu. Tomo IV. Buenos Aires.
Gay, P (1989) “Freud. Vida y legado de un precursor”. Ed. Paidós. Barcelona
Kandel, E. (1999) “Biology and the future of psychoanalysis: a new intellectual framework for psychiatry revisited.” American Journal of Psychiatry revisited» The American Journal of Psychiatry. Washinton. Vol 156.
Roudinesco, E. (2015) “Sigmund Freud. En su tiempo y en el nuestro”. Penguin Random House Grupo Editorial. Barcelona.

Homenaje a Sigmund Freud, el hombre que aún agita el sueño a la humanidad
Puede compartir este artículo en
Etiquetado en: